Mostrando entradas con la etiqueta Vertical life. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Vertical life. Mostrar todas las entradas

jueves, 12 de mayo de 2016

Deslumbramientos




Cuidado con detenerse
en aquello que parece grande
y,  en realidad,  sólo es
el tamaño proyectado de nuestro anhelo.


Cuidado con creer que el azul
podrá tintar la sangre
de quien ya lleva
una carga de muertos en su boca.


Digo cuidado,
y digo bien,
pues no sólo la luz del sol ciega.

viernes, 6 de mayo de 2016

Informe sobre la verdad




Ayer escarbé en la tierra,
quería llegar a lo más profundo,
alcanzar la raíz.

Entroncados a ella
somos la condición humana
cuya esencia
sólo brotará en el horror de la guerra.

Y entonces
ahí encontré mi duda:
- ¿sería de los que matan
o de los que se dejan matar? - 

 Conferencia de Gervasio Sánchez - Valencia, Mayo ´16 - 

martes, 9 de junio de 2015

El poder de la ignorancia voluntaria




Caer en la cuenta del poder que otorgamos
al atractivo de quien nos habla,
pues cuanto más hermosa sea su boca
más ciertas nos parecerán sus mentiras. 

Fotografía de Chema Madoz

domingo, 8 de febrero de 2015

sábado, 11 de octubre de 2014

sábado, 20 de septiembre de 2014

Pesos que cobran peso




La soledad discurre por caminos libres,
en ocasiones, acompañada de otras soledades.
Abre cancelas y se abraza a la espalda,
sin permiso.
A mí
nunca me importó llevarla.
Sólo un día,
cuando apareciste tras la puerta del sueño
me di cuenta de lo que había sido su peso.

Nota mental:
Poema seleccionado para formar parte de la antología de poemas
 "Versos en el aire III".

Libro recibido. ¡¡Gracias!!


  

viernes, 29 de agosto de 2014

Mudanzas *

Otra vez
tendré que afinar
el verbo -estar-
para que el maldito adverbio
no me modifique
el -dónde-

martes, 19 de agosto de 2014

Constructo

Pararme en un punto y hablar de él.

Hablar hasta saciarlo,
hasta hallar el peso de su molécula.


Hablar, a ser posible,
hasta completar su aforo,
hasta que la lengua sea una lija
y no quede saliva para el sello.


Hablar

y dejar vacío el vocabulario
o agotar sus definiciones.


Hablar y hablar.


Puede que así
comprenda donde estoy parada
y sepa de qué estoy hablando.




jueves, 8 de mayo de 2014

Luz blanca



Luz blanca a la madre,

que olviden las alas negras

su último viaje.

Luz blanca a la madre

porque su nido de amor

aún lo llevo.

 

martes, 18 de marzo de 2014

jueves, 13 de marzo de 2014

Tratado de las cosas incompletas II


Arrastran vagabundos su angustia,
como desahuciados del verdadero afecto,
es la condena que sufren
por no ser quien nombran.




miércoles, 12 de marzo de 2014

Tratado de las cosas incompletas I

Es el lenguaje que domina mi boca
un vocabulario incompleto,
le falta la forma de hacer preguntas
a todas las dudas que tengo.






jueves, 23 de enero de 2014

Desenfocada

Llevo temblores
en la planta de los pies
que me impiden ver un paisaje nítido
y ventanas de tren de alta velocidad,
que suman dificultad
para apreciar los objetos claros.

martes, 7 de enero de 2014

La utilidad de la nada

Tiene que servir de algo,
la tarde sin sentido,
la pisada sin huella,
el deshecho sin h,
la voz sin escucha.
La nada,
tiene que servir de algo.

Nota mental:
¿Para qué sirven los momentos vacíos? ¿Construyen algo? 

lunes, 6 de enero de 2014

lunes, 11 de noviembre de 2013

Post Nubila Phoebus


A veces soy sombra,
que cae a peso
sobre el peso de las sombras.

A veces soy luz,
que siempre viene
a disipar esas sombras.


miércoles, 30 de octubre de 2013

La metamorfosis del género o viceversa


Solamente cuando un hombre
ha caminado lo suficiente
puede atreverse a ser feliz.
Solamente cuando una mujer
ha sido infeliz lo suficiente
puede atreverse a caminar.
O viceversa.

martes, 29 de octubre de 2013

Yo mataré los principios

No saltaré la valla
de los caminos privados,
ni abriré la verja
de la casa del este,
no prenderé más el fuego
de lo que fueron las letras
y su camino de hormigas
para llegar a mi esencia.


Así me enseñaron,
que en la rectitud
están los principios.

Pero yo hoy,
me arrancaría el vestido y correría salvaje
y desnuda,
por los campos de trigo,
a buscarte,
y gritar un atajo,
para hacerte perder los valores,
agarrarte del pelo
y devorar lo vivo hasta hacerte un muerto.

Y ya sin pálpito,
sin objetivo,
defraudada de mí, 
acallada la pulsión de mi estómago,
muerta contigo,
volvería a creer en los principios
sabiendo que ya,
por no estar,
habrá olvido. 


Nota mental:
Esqueleto de principios y una verdad que apremia a saltarlos. Conflicto.

sábado, 26 de octubre de 2013

Hallazgos


Habitan, en las superficies de las letras
unos brillos que titilan en la fina línea
que las separa del lecho.
Y no hablo de sus tintas,
hablo de los ojos expertos
en soplar la broza,
capaces de distinguir, en la oscuridad,
la belleza que ocultan las tímidas crisálidas.